Ir al contenido principal

Venezuela impulsa nuevos esquemas de cooperación con Países Andinos


En los últimos meses, la agenda de Venezuela ha estado enfocada en dar impulso a nuevos mecanismos de cooperación con países como Colombia, Ecuador, Bolivia y Perú, miembros de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) de la cual Caracas dejará de ser parte.
Recientemente, el gobierno del presidente venezolano Hugo Chávez, ha suscrito convenios con estas cuatro naciones para establecer acuerdos bilaterales de desarrollo productivo bajo nuevos parámetros legales. En 2006, Chávez anunció el retiro de Venezuela de la CAN. La decisión fue originada por la firma de un Tratado de Libre Comercio entre Perú y Colombia con Estados Unidos, que promovía el beneficio de las transnacionales por encima de los pequeños productores. En esa oportunidad, el mandatario venezolano expresó: “Venezuela se sale de la Comunidad Andina, no tiene sentido. Hay que hacer otra cosa, le sirve a las élites, a las transnacionales, pero no le sirve a los indios, a los negros, a los blancos o a los pobres. No le sirve a nuestro pueblo y no sólo no le sirve, lo afecta” La Comunidad Andina está formada por Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú. Su origen está en el Tratado de Cartagena de Indias de 1969, firmado también por Chile, retirado en 1976 y al que se incorporó Venezuela en 1973. Acuerdo integral con Colombia En su más reciente visita a Colombia, el presidente Chávez suscribió junto a su homólogo neogranadino, Juan Manuel Santos, 16 convenios en materia de lucha contra el narcotráfico, salud, turismo, energía, industria, agricultura y desarrollo fronterizo. Aunque en esa cita no se selló el acuerdo sustitutivo de la CAN, Santos indicó que el intercambio binacional se mantendrá bajo “las actuales reglas de juego que rigen el comercio entre Venezuela y Colombia”, debido a una prórroga de tres meses que acordaron los gobiernos luego que se oficialice este mes de abril la salida de Caracas del bloque andino. El nuevo pacto de intercambio integral entre ambas naciones, que sustituirá al del bloque andino, seguirá en negociaciones a nivel técnico y ministerial porque “el espíritu de discusión es buscar los mecanismos para que el comercio vuelva a tener el dinamismo tradicional”, dijo Santos en Cartagena. Perú, en 90 días La semana pasada, los cancilleres de Venezuela y Perú sellaron en Caracas un compromiso de trabajo para alcanzar en 90 días un acuerdo de complementación económica que sustituya los convenios arancelarios y comerciales de la Comunidad Andina de Naciones (CAN). El instrumento, similar al fijado entre Caracas y Bogotá, establece una prórroga de los parámetros de la CAN dentro de las relaciones comerciales hasta que se logre un nuevo marco legal de cooperación. Las comisiones técnicas y ministeriales tendrán tres meses para forjar un acuerdo “que nos permita profundizar los lazos de comercio y desarrollo entre los dos países”, sostuvo en esa oportunidad el canciller peruano, José García Belaúnde, quien resaltó que el mecanismo bilateral obedece a la necesidad de integración suramericana. “(La integración) también tiene maneras bilaterales de hacerla, y ésta es una de ellas”, puntualizó el jefe de la diplomacia peruana. “No podemos dejar de integrarnos, es un imperativo”, dijo. “Queremos un marco sólido y de nuevo tipo”, manifestó por su parte el Canciller venezolano, Nicolás Maduro, al tiempo que recordó la trascendencia de los recientes convenios rubricados con Colombia, Ecuador y Bolivia, miembros de la CAN. La base del Alba Hace pocos días en Caracas se dio la firma de varios acuerdos económicos y comerciales entre Venezuela y Ecuador, que sustituyen a los de la CAN, y que además permitirán implementar iniciativas como el Sistema Único de Compensación Regional (Sucre) en el seno de la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (Alba). La nueva relación entre Quito y Caracas se desarrollará dentro del Alba, alianza de la cual ambos países son miembros y que contempla la cooperación para el desarrollo productivo empresarial, bajo esquemas de complementariedad y solidaridad. “Aquellos días en que intentaron hacernos creer que entre nuestras economías no había complementariedad, los estamos terminando no en la teoría, sino en la práctica concreta”, dijo el canciller Ricardo Patiño, en referencia al acuerdo de intercambio rubricado por Ecuador y Venezuela por un lapso de cinco años. El Alba también ha servido como estatuto legal para el comercio con Bolivia. En su más reciente gira presidencial, Chávez estuvo en Cochabamba y firmó más de una docena acuerdos con su homólogo Evo Morales que, al igual que los instrumentos sellados con Ecuador, sustituirán a los establecidos en años anteriores con la CAN. “Se ha firmado el Acuerdo de Comercio entre los Pueblos y de Complementariedad Económica Productiva entre nuestras dos Repúblicas, con un conjunto de anexos. Esto sustituye al Acuerdo de Cartagena”, dijo Chávez en Cochabamba. El nuevo acuerdo marco garantiza que continúe la fluidez de la relación comercial, una vez caducada oficialmente la adhesión de Venezuela al bloque andino. Fuente: avn.

Entradas populares de este blog

Francisco alista lanzamiento de su cuenta en Facebook

El papa Francisco ajusta los últimos detallespara abrir su cuenta oficial en la red social Facebook que se unirá a su ya conocida cuenta de Twitter @Pontifex, que ya tiene más de 12 millones de seguidores en varios idiomas

Miss Venezuela vuelve al Poliedro de Caracas

Luego de tres años, el Poliedro de Caracas vuelve abrir sus puertas al magno evento de la belleza venezolana, el Miss Venezuela. Tal y como lo reseñó la pagina oficial, Missvenezuela.com, el certamen se realizará el próximo 10 de octubre en las instalaciones del tradicional recinto ubicado en La Rinconada.

Parranda de San Pedro es reconocida como patrimonio inmaterial de la humanidad ante la Unesco

La madrugada de este jueves 5 de diciembre, la Parranda de San Pedro, tradición celebrada desde los tiempos de la esclavitud en los pueblos de Guatire y Guarenas, en Miranda, ingresó de manera oficial a la lista representativa del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, convirtiéndose en la segunda manifestación cultural venezolana en recibir este reconocimiento después de los Diablos danzantes de Corpus Christi, en 2012.